La Teoria de la Política-Televisión y PPK

Quisiera exponer aquí una teoria : la dinámica elector-candidato funciona de modo muy similar a la acetación de un programas de televisión. Como comentaba en un artículo anterior, el voto peruano es no programático, cuasi-circense y antipolítico, y las encuestas funcionan del mismo modo que el rating de la televisión. He ahí la razón por la cual PPK intente acercarse a los sectores C, D y E a través de conocidos programas de televisión peruanos. Los asesores de PPK han entendido finalmente la dinámica que ya posicionó a 3 candidatos en los primeros lugares de las encuestas. En una democracia sin partidos, los candidatos tienen que adaptarse a la dinamica de relaciones dominante.

La presentación en el programa humorístico de “El Especial del Humor” no es gratis, más bien es paradigmaticas. Expresa, por una parte, la entrada a la dinámica de la política televisión por parte de Kuczynski y de la forma más limpia posible: un programa cómico. No hablamos de las bromas de mal gusto de de Raffo tildando a Mulder de “perro faldero” en un programa de entrevistas, sino de un programa donde las fallas de los candidatos son sopesadas por medio de la broma, de la peruanísima “chacota”. En la mayoria de estos programas, sean pregrabados o en vivo, se sigue una secuencia de actos previamente establecida, lo que permite no sobrepasarse en el ridículo. Por otra parte, está complementado (y es causa) del auge que ha venido viviendo PPK en las redes sociales (es el más “googleado”, así como el que más seguidores tiene en Facebook), lo que es importante, pues permite canalizar la atención mediática en medidas programáticas, algo en lo que el electorado peruano es falto de interés.

En una democracia sin partidos, la política puede ser facilmente controlada por los poderes fácticos.  He ahí la razón por la cual los debates dejaron de tener la fuerza de otrora (he leido artículos y críticas fascinantes acerca de los debates de 83 a la alcaldía de Lima).He ahí la razon por la cual los 3 primeros candidatos no pasan de ser líderes de partidos que no existen más alla de ellos, y el APRA es un partido cuasi-terminado, y sin la luz de antaño. La actual situación peruana es resultado de un proceso de casi 50 años años atras, de los ataques de Odría al APRA, de la creación del SINAMOS por parte de Velasco, de los balconazos de Alan, del surgimiento de movimientos sindicales no lograron forjar una vision global y a largo plazo del Perú, de una larga tradición historica caudillista y que terminaron en el surgimiento de los outsiders de los 90’s y de la última década. ¿Como revertirlo? Posiblemente tome muchos años. Pero canalizar la dinámica actual de confianza en la improvisación (Alan y el IGV, por ejemplo) hacia una nueva forma de presentar la programatividad (a través de redes sociales) me parece una buena forma de empezar.

Claro que no podemos continuar nutriendo esta teoría si esque ignoramos la evolución que han ido sufriendo las campañas políticas en diversas regiones del mundo. Antes de la década de los 90, los debates y espacios radiales podían rápidamente revertir o cambiar drásticamente las preferencias electorales como fue el caso Kennedy vs Nixon, donde pese a que el segundo venía de ser vicepresidente de la efectiva gestión anterior, el primero joven católico, brillante y carismático escaló hasta la presidencia en base a su empatía y victorias indiscutidas en cada uno de los debates.

Esta importancia de los debates cambiaría a partir de la década de los 90 donde el bombardeo de la imagen alcanzaría su mayor cobertura incluso en países más rezagados como el nuestro, las encuestas se volvieron otra herramienta recurrente, dejando los mitines, la habilidad oratoria, el impacto de los debates, los “campañeros” y las portátiles en vías de desaparición o en todo caso a un segundo plano, pero sí apareció con fuerza el concepto de individuo, el candidato más allá de su facción o afiliación.  Así como los partidos que de ser partidos de masas pasaron a  ser “catch all party”, es decir abandonar el antiguo discurso e ideología para adoptar enfoques más de mercadeo y con gran impacto publicitario a través de la madre televisión y su segunda versión en las redes sociales donde PPK se ha coronado. Sin embargo, si bien en casos como el de Obama su cobertura en las redes sociales y foros de internet  ayudaron a consolidar su victoria electoral PPK solo ha conseguido una de tantas victorias que requiere para lograr su objetivo.

PPK en esta carrera por ganar preferencias y corazones ha conquistado las redes y con ellas a un público joven, intelectual y en su mayoría con acceso a las comunicaciones y que les dan un uso cívico en mayor o menor grado a este mismo acceso, es en otras palabras un público pequeño, pero crítico, sólido y con una posibilidad de crecimiento que no puede dejar pasar al menos con la cuenta regresiva en su contra y la posibilidad de crecimiento esta en la televisión si PPK repite el éxito obtenido en internet a través de la televisión este “outsider” sorprenderá a más de uno.

Por Matheus Calderón Torres

ESCRIBA UN COMENTARIO SOBRE ESTE ARTÍCULO AQUÍ

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Comunicaciones, Economía y Finanzas, Eventos, Filosofía, Política, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s