ESPECIAL: Billabong y Zeta Book Store

Miguel Delibes, novelista español alguna vez dijo: “Un pueblo sin literatura es un pueblo mudo”. Y efectivamente es así. Caminaba en la noche por la magistral infraestructura comercial más grande de Lambayeque y, en el camino observé que una de mis tiendas preferidas, Zeta Book Store (ZBS), estaba tapada de blanco, un blanco que irradiaba paz, esa paz que encuentras cuando coges un libro de aquellos que se vendían. La semana siguiente regresé por el mismo camino y esta vez se había sumado un cartel enorme que decía ‘Billabong’. ¡Oh, sorpresa! ZBS era reemplazada por una tienda de ropa y accesorios (contra la cual no estoy en contra).

Esto me lleva a una reflexión. Muchas hipótesis salen a la superficie en cuanto a este hecho, que realmente nubla la cultura lambayecana y pinta mi región como una en donde hay personas mudas por el escaso hábito de la lectura.

Primero.- La tienda (ZBS) cerró debido a que los egresos son más elevados que los ingresos.

Segundo.- Los Lambayecanos no leen.

Tercero.- La tienda se trasladó de a otro punto de la ciudad.

Cuarto.- Los libros están siendo reemplazados por los e-books.

Estas hipótesis son válidas y por lo tanto asumo que la tienda cierra porque lo lambayecanos no leen y esto hace que no se ejecuten ventas, entonces los egresos serán superiores a los ingresos, además de esto el libro electrónico está reemplazando al libro convencional.

Hace mucho tiempo el escritor argentino Mempo Giardinelli expresó: “Un pueblo que no lee está condenado a la extinción”. ¿Lambayeque estará al borde de la extinción cultural?

Puedo agregar que la lectura es la que nos saca de la sima cultural en dónde nos encontramos, tanto como individuos y sociedad. Sin lectura estamos condenados a seguir escogiendo aquellas autoridades que tenemos en el poder ejecutivo y legislativo de hoy y de mañana.

Con la lectura formamos criterio, generamos debate, discernimos y nos expresamos conforme sea la lectura puesta en nuestra vida. Un libro nos lleva a muchos rincones del planeta, nos transporta en la historia, engordamos el conocimiento y refina nuestro léxico. Gracias a la lectura enriquecemos la palabra y con la palabra podemos cambiar la historia. Entonces, una de las claves del éxito es la lectura.

Este reemplazo de firmas ha cavado un hoyo en aquellas personas que al igual que yo tratamos de leer sobre lo último de la política, economía, literatura, actualidad, tecnología, etc.

Los peruanos, en su mayoría, no estamos acostumbrados a la lectura. En los colegios y/o universidades no se nos motiva a leer, sobre todo en las públicas. El libro es un discurso, el cual puede ser aburrido o divertido –todo depende del autor. Ahora tendré que asistir al mismo lugar pero esta vez a realizar otro tipo de compra, algo más suntuario.

Ha fallecido un gran intelectual de las letras, el cual no tuve el honor de conocer, amante de los libros, de la lectura –Luis Jaime Cisneros. Mentiría si digo que lo conocí o leí algún libro suyo, pero estos días he podido leer sobre su biografía y los comentarios de grandes personalidades peruanas, desde un ministro de estado, pasando por el presidente de la república, hasta nuestro premio nobel; todos ellos, sus alumnos. Todos ellos se unen a una sola voz y recuerdan lo que él les decía e inculcaba, el amor por la lectura.

Esta notable figura del arte y el amor al Perú sentenció: “Un arma importante que, en mano de los jóvenes, ayuda a ir templando el espíritu, es ciertamente la lectura.” Agrego que la libertad empieza por la lectura. Me sonrojé cuando me preguntaron hace 5 años, ¿Cuántos libros has leído al año?

Ahora pregunto, amable lector, ¿cuántos libros ha leído al año?

Escrito por Fernando Fernández Gil

Estudiante de Economía de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo de Lambayeque

ESCRIBA UN COMENTARIO SOBRE ESTE ARTÍCULO AQUÍ

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Comunicaciones, Economía y Finanzas, Eventos, Filosofía, Política, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ESPECIAL: Billabong y Zeta Book Store

  1. En su mayoría, no leen por falta de educación familiar y como ya lo mencionaste, precede desde el hábito familiar, desde casa, pero ello puede cambiar gracias al entorno y tú eres parte de mi entorno, aunque cueste reconocer, te voy a dar gracias por dictaminar e inculcarme a la lectura que lo vengo haciendo hace algunos meses con poco empuje, pero cada vez con más fuerza.

    “Voy a invertir en una mini biblioteca personal, eso nos falta, definitivamente amor a la lectura”.

  2. Israel dijo:

    No hay plata para libros, pero sí, para comprar un televisor, que al final de cuentas, termina educando a la mayor parte de nuestra población. Esto es lamentable, el Estado debería hacer un uso alternativo de este medio de comunicación masiva, para ello debe restringir contenidos basura (la mayoría) y difundir la cultura que mantiene a un pueblo vivo y próspero. Obviamente esto no será posible, mientras nuestra tv esté en manos de señores feudales que solamente pueden ser desplazados mediante la lucha política. La solución a la falta de lectura es, lo queramos o no, política.

    • Le lectura es el armar para que nadie nos engañe, si nosotros leemos nadie nos engaña. Ahora mi estimado israel el tema de la Tv, al menos acá en el Perú los canales de señal abierta nuestra la putrefacta sociedad en la que vivimos.
      Saludos estimado.

  3. Pedro Torres dijo:

    Varias de las hipótesis son acertadas. No leemos porque en las dos últimas décadas hubo un abandono total de la educación. Se privilegió el “ingreso a la universidad” y la utilización de “separatas” o “mapas conceptuales” para aprender sumarios en vez de leer y obtener conclusiones. Añade a ello el uso de internet para trabajos escolares, con el cada vez más difundido hábito del “copy and paste”.
    Antes en el colegio leías literatura. Ahora preguntas quien es Víctor Hugo, o Vallejo, o incluso Vargas Llosa (Sobre este último los estudiantes dirán que es un Premio Nobel, pero dudo que puedan citar más de una o dos de sus obras).
    A todo lo anterior (con el consiguiente desinterés por la lectura), añade el alto costo de los libros y tienes lista una receta para el fracaso de un librería.
    Lamentable, pero muy cierto. Que pena que ya no tengamos a Zeta Bookstores: más surfers, menos lectores!!

    • Pedro, me ha causado risa lo ultimo : “Más surfers, menos lectores”. Dejame decirte que la utilizacion de los mapas conceptuales es algo que nos sirve de apoyo en las exposiciones, yo los suelo usar para resumir toda una exposicion, no son malos del todo. Mejor seria preguntar cuantas personas saben hacer uno. Despues todo, muy buen aporte. Saludos.

  4. Alfredo Gonzales dijo:

    Hola Fernando. También soy lambayecano y aunque dejé nuestro querido norte hace mucho, sabía de Z-bookstore. Una pena que ya no estén y te pido sigas leyendo o que comentes lo que digo. Vivo en USA hace casi diez años y me considero lector medio, a veces voraz, a veces “de vacaciones” pero simepre haciendo algo: revistas, Internet, etc. Algo que descubrí en USA fueron las bibliotecas públicas. El campo ha sido revolucionado por la informática. Tal vez conozcas algunas bibliotecas de universidades privadas en Chiclayo o Lima. Piura tiene una biblioteca moderna y Chimbote también. Chiclayo está atrasadísimo con ua biblioteca anclada en el siglo XIX, además necesita sucursales. Y hay que promover. La gente se dará cuenta como ha sucedido en Colombia y Chile. Además, es la forma mas eficiente de combatir la piratería. En general, la propia enseñanza de esta profesión en San Marcos es muy deficiente. Y a nuestras autoridades no les intreresa, salvo honrosas excepciones. Lambayeque, la ciudad, tenía rrumada su biblioteca hace menos de un lustro. Hoy, construye una en la cual invierte mas de 3 millones de soles. ¿Tendrá los adelantos que su pueblo merece?, ¿tiene la Pedro Ruiz una o mas bibliotecas modernas? Su Web site no lo evidencia. En cuanto a Chiclayo, necesita de dos a tres sucursales parav trabajar en red, y en vez de tener solo 10,000 títulos debiera tener 50,000 para alcanzar el 10% de las colecciones percápita en países desarrollados. He publicado varios artículos que puedo enviar si me escriben a: alfredogonzalesb@aol.com; y en cuanto a tu artículo, muy bueno. Yo tampoco conocí a Cisneros, gran personaje. Escribió con frecuencia acerca del libro y de la lectura; yo lo hago por y para los lectores, eso nos falta. Y también hay que decir que la Ley del Libro favorece la impresión y venta de publicaciones, la industria, pero no a los lectores porque la enorme mayoría carece de medios, ergo….

  5. Alfredo que interesante aporte, y me haz hecho reir mucho cuando mencionas que a veces eres un lector en “vacaciones” jajajajajajaa. Te escribiré a tu mail. Exitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s