La caída del Faraón

Hace 30 años, en 1981, luego de ser asesinado, el presidente de Egipto, Anwar El-Sedat fue sucedidó por Hosni Mubarak, miembro de las fuerzas aéreas y vicepresidente egipcio. Desde que comenzó su gobierno, fue un gran aliado para Estados Unidos e Israel, además de implementar políticas económicas liberales. Tiene 82 años y ha sido reelecto en 1987, 1993, 1999 y en 2005. En enero de este año, comenzaron a darse revueltas y protestas en contra de Mubarak, cuando este anunció su intención de ser candidato presidencial una vez más. “El Faraón” se vió enfrentado por su propio pueblo.

Una semana llena de protestas dejó como consecuencia cerca de 300 muertos y más de 2000 heridos, y el problema todavía no termina. Muchos de los protestantes han tomado un voto de quedarse en las plazas, hasta que Mubarak se retire de la presidencia; además, los partidos de oposición, han formado una coalición y están presionando al gobierno con 5 demandas: la renuncia inmediata de Mubarak, la institución de un gobierno transitorio, el establecimiento de un comité que cree una nueva constitución, la disolución del actual parlamento y el apoyo de las fuerzas armadas para respaldar la nueva constitución. Además, cuentan con la presencia de Muhamed El-Baradei, ganador del premio Nobel de la Paz, en la oposición, alentando a los protestantes a no dar marcha atrás.

El sábado, Mubarak, cediendo ante las demandas de la ONU y de Estados Unidos, despidió a su gabinete y designó, por primera vez, a un vicepresidente, que era el jefe de inteligencia egipcia. Esto no fue suficiente, las protestas se hacían más intensas, tanto así que el gobierno tuvo que reemplazar a los policías por miembros de las fuerzas armadas, para mantener el control y asegurar el orden. La Secretaria de Estado, Hilary Clinton, urgió a Mubarak realizar una reforma institucional que contente a su pueblo, aunque esta rete el orden árabe que se vive desde la descolonización de la década del 80.

Egipto es uno de los países más poblados del mundo árabe. Cuenta con 80 millones de habitantes, por lo que cualquier cambio significativo tendría consecuencias en todos los Estados que comparten su región. Hoy, martes 1 de febrero, se realizó una marcha, en la que participaron 100 mil personas en El Cairo, y cerca de 4 millones de personas en todo el país. Esta marcha se ha dado después de 8 días de protesta, con una acogida multitudinaria. Los manifestantes fueron proveídos de suministros gratuitos por tiendas aledañas a las grandes plazas.

Hasta el día de hoy, esta crisis le ha costado al estado árabe cerca de 12 billones de dólares y ha retrasado la economía 6 meses, principalmente debido a las destrucciones ocurridas durante los primeros días de protestas y a la masiva salida de turistas, que buscan regresar a sus países (cerca de 18 mil personas esperando en los aeropuertos y fronteras).

Hace pocas horas, se han confirmado los rumores que venían propagándose: Hosni Mubarak no será candidato en septiembre de este año. La lucha es por la esperanza de que un pueblo pueda cambiar el autoritarismo que reinó por 30 años.

Por Araceli Pinto Corrales

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Comunicaciones, Economía y Finanzas, Eventos, Filosofía, Política, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s