Educación, ahora o nunca.

“Voltea, se avecina el futuro”. Así empezaré este lacónico análisis de la realidad en las Universidades Nacionales (UN) de nuestro Perú.

Contamos con 20 UN dentro del área peruana, universidades que reciben un presupuesto anual de las arcas fiscales, también reciben por concepto de canon (sólo algunas) y por la creación de su propia riqueza (ya sea por centros de investigación, centro de producción, centros pre, etc.)

La base para cursar la universidad son los centros educativos que hoy en día siguen con un déficit en infraestructura, enseñanza y valores como cuando empezábamos la década. En el año 2000, a través de la prueba PISA quedamos en último lugar en educación primaria-secundaria; 10 años después, 2010 estamos en el puesto 62 de 65 países evaluados recientemente. El Perú no avanza. Me hago algunas preguntas ¿En dónde está el estado? ¿Existe? La bonanza económica es una utopía para millones de peruanos. Los centros educativos son la base para las universidades, aquellas de donde saldrán nuestros futuros políticos, médicos, abogados, economistas, docentes, etc.; sin embargo, no se les presta la atención adecuada.

No basta con un incremento a las remuneraciones o un examen a nuestros docentes, sino una capacitación de primera y una evaluación cualitativa y cuantitativa, a eso una inversión en infraestructura (con apoyo del sector privado) y retomar cursos de antaño como educación cívica, educación sexual; para prevenir embarazos prematuros y cultivar valores en nuestra juventud.

Creo totalmente que el sector privado debe entrar en escena dentro de la educación peruana, claro ejemplo es el grupo de “EMPRESARIOS POR LA EDUCACION”. Para mitigar y eliminar el déficit enorme en la educación peruana que es el motor del desarrollo económico. Ahora, veamos que pasa en las UN peruanas, aquellas donde en los últimos meses se ha conocido trifulcas más no logros a nivel nacional e internacional.

Hablaré solo de una UN, aquella en la qué estudio: La Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, en honor a un intelectual en diversas ramas de las ciencias; se ingresa a esta mediante un examen de admisión con un mayor número de preguntas de acuerdo a la carrera que te presentas. Este es un grave error, porque un examen de admisión no determinar el nivel académico del estudiante, una nota no te dice mucho; por lo tanto, se debe implementar otro sistema de ingreso a esta y otras UN del país. Este criterio de evaluación consistiría en un examen de conocimientos, examen psicológico, presentación de un ensayo y una entrevista personal.

Muchas veces dentro de las UN vemos personas con problemas psicológicos, estudiantes de pre-grado con sentimiento de vergüenza colosal y temor a expresar sus conocimientos, además de eso la participación ciudadana es ínfima, es ese el motivo que los departamentos que cuentan con alguna UN no cuentan con organizaciones juveniles bien organizadas y con poca voz joven que proponga soluciones a diversos problemas que aquejan a la población. Dentro de la UN qué estudio es mínima la participación interna y sí la hay los mismos docentes se oponen, alguna vez dije: “EL DOCENTE ES EL PEOR ENEMIGO DEL ALUMNO”.

Otro problema en las UN son los “Eternos Estudiantes” que tienen más de una carrera dentro de la universidad, llegando en algunos casos a los 15 años de permanencia , viviendo enquistado para hacer de la universidad un botín, las leyes universitarias parecen no existir para estas personas, se ha perdido el respeto por ellas y por el estado; y es ahí donde el sector privado debe entrar en fusión con el publico (este con menor participación) y el privado regular la universidad para desaparecer este problema y también disminuir a su mínima expresión la actividad política dentro de ellas, este es otro gran problema.

Todo esto desaparecería si una alianza tripartita (Estado-Empresa-Centro de estudio) concertara y en el corto plazo extinguirían los problemas en las UN.

La democracia es pluralismo político, dentro de las UN vivimos en corrupción debido a que no hay pluralismo y como me dijo el Profesor Waldo Mendoza (jefe del departamento de economía de la PUCP): “AQUÍ VES CAMINANDO A PPK, OLLANTA, LOURDES DE LO MÁS COMÚN.” Esto es democracia.

Es hora que el estado permita al sector privado entrar en la educación peruana y en el bicentenario seamos un país desarrollado.

¡EDUACION, AHORA O NUNCA!

Por Fernando Fernández
Estudiante de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo de Lambayeque
Presidente de la organización DOCTA Lambayeque

ESCRIBA UN COMENTARIO SOBRE ESTE ARTÍCULO AQUÍ

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Comunicaciones, Economía y Finanzas, Eventos, Filosofía, Política, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Educación, ahora o nunca.

  1. ¡FELICITACIONES FERNANDO!, realmente es muy importante y alentador que los jóvenes se pronuncien abiertamente sobre aspectos de nuestra problemática nacional y con mayor razón, sobre temas que son fundamentales para el desarrollo nacional.
    ¡EDUCACION, AHORA O NUNCA! tiene que ser una consigna que la debemos asumir y enarbolar todos los peruanos.

  2. omar ortega dijo:

    Realmente una iniciativa bastante buena, el problema de las universidades nacionales se vuelve cada vez más arraigado, que en lugar de educar se han convertido en un bastión para la corrupción y para la “política” (politiqueros diría yo, ya que la mayoría de estos carecen de una verdadera doctrina), yo también estudio en una universidad nacional, en el departamento de Piura, y realmente es penoso saber que por más que mi centro de estudios percibe anualmente una cuantiosa cantidad de presupuesto (este año 2010 fue de 80 millones de nuevos soles — 6to a nivel nacional) se pierda de vista la prioridad de una casa de estudios que es la enseñanza y la preparación de nuestros jóvenes valores para el futuro. Es cierto que en algunos casos la infraestructura no ayuda y se debería mejorar.. aquí en Piura tenemos edificaciones, centros de producción, laboratorios nuevos.. que aunque suene gracioso muchos de esos no se utilizan, los centros de producción “producen burocracia” y los laboratorios nuevos parecen desolados de implementación por los constantes robos de los mismos trabajadores y alumnos, verdaderamente una verguenza. Quiero agradecerte por pronunciarte públicamente sobre este tema, ya que por lo menos aquí en Piura pronunciarse de esa manera traería muchísimos inconvenientes para tu vida universitaria y, a la vez, quisiera pedir que toquen con profundidad un poco más este tipo de problemáticas que tienen que ver con nosotros los jóvenes. Busquemos una educación de calidad y creo que el camino que propones sería tangible si nos lo proponemos.

    • Omar, recibe un saludo, me siento contento de saber que también nos leen en piura y sobre todo que eres parte de la realidad que aqueja a la universidad del estado, realmente se debe recuperar la autonomia de esta y que lo jóvenes que valores no esperen que el sector público o privado nos llamen, debemos actuar por nuestra cuenta. Sigue leyendo Perú Futuro, plataforma de jóvenes comprometidos con el progreso y desarrollo del país desde una optica empirica, no sólo criticaremos sino propondremos, porque critica sin propuesta es malo para el debate. Saludos.

  3. Estefanía Diez Canseco Castillo dijo:

    Felicitaciones Fernando por este artículo redactado las personas que lo lean se darán cuenta que el desarrollo de nuestro país esta en manos de la educación que llevamos y sinceramente la educación “gratuita” que brinda el Estado y que es administrada por éste no es de buena calidad y por lo tanto los estudiantes también son de mala calidad esto es no participativos, pasivos con los problemas que afrontamos, etc.
    Me gusta la parte con respecto a la Universidad, la conexión que debe existir entre la educación inicial, primaria,secundaria y la superior. ¿De qué sirve las academias pre universitarias? Estas no deberían existir, pues se supone que llevamos un promedio de 11 años de preparación académica y una formación de debería ser de valores cívicos y demás.
    Con respecto al “eterno estudiante” sin ir muy lejos en la Universidad Nacional de Trujillo se está permitiendo por beneficios apadrinados que personas que han dejado de estudiar más de cinco años (totalmente desfasados de conocimientos) retomen la carrera como si nunca hubieran dejado de estudiar, entonces he aquí la pregunta ¿Qué tipo de profesionales egresarán de esta Universidad? Mediocridad total…
    Por último tu propuesta de que el sector privado ingrese e invierta en Educación es muy buena porque como nos damos cuanta la administración estatal solo trae consigo corrupción… Debemos poner más énfasis con respecto a las hoy propuestas que se den para que la EDUCACION en nuestro país sea mejor no por nosotros sino por las generaciones futuras!!!!!

    • Estimada Estefanía interesante tu comentario y qué enriquece el articulo, aportas algo más de la problematica de tu universidad y la das a conocer a las personas que leerán este sencillo post. Recalco que no todos los estudiantes que egresan y egresarán serán mediocres, hay muchos talentos que no se les da ningun tipo de impulso. Invoco a que sigan trabajando por la educación y el desarrollo de Trujillo. Saludos.

  4. Israel Celi dijo:

    Estimado Bugui:
    Sus preocupaciones con respecto a la calidad y pertinencia de nuestra educación superior no distan mucho de las nuestras. Por ahora, en relación a tu publicación, solamente me referiré a la alianza “Estado-Empresa-Centro de estudio” que propones. Al respecto quisiera rescatar la necesidad de luchar contra el déficit democrático que conlleva toda la estructura estatal y pública del Perú y de nuestros países. En lo relativo al gobierno de nuestras universidades, para que éstas cumplan sus funciones de docencia, investigación, extensión y demás deberes necesarios para convertirse en factores de desarrollo, estoy convencido de que dicho gobierno (dirección y administración) no solamente debe incluir al empresariado, al estado y al centro educativo. Si tenemos un déficit democrático histórico y profundizado aún más por el proceso globalizador, urge rescatar además los vínculos de complementariedad con la sociedad civil en el sentido planteado por Tocqueville. Así, en las juntas universitarias se deberían escuchar a las organizaciones de excluidos y otras organizaciones en pie de lucha por un país más justo, más libre y más solidario. Pero sobre todo, urge la movilización en aras de políticas públicas construidas de forma deliberativa, políticas públicas democráticas, incluyetes y transparentes que efectúen la reforma universitaria que tanto necesitamos. Quizá entonces, los grupúsculos que gobiernan nuestras universidades saldrán por la puerta trasera dando lugar a un gobierno que incluya al estado, al sector productivo, a la comunidad universitaria y necesariamente a los ciudadanos organizados que favorecen la democratización y liberación del dominio político, económico y simbólico implantado por el egoismo, la mediocridad y las ansias de poder.
    Saludos cordiales,
    Israel Celi
    Quito-Ecuador

    • Estimado Israel:

      Interesante tu aporte y apreciacíón, y claro, me habia olvidado de las organizaciones externas, debemos tomarlas en cuento pero como un tipo de fusion entre centros de estudio y organizacion externa. Se puede, aqui en Chiclayo lo hago. Estudiaré ese caso que das y trabajemos por nuestros paises.
      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s