El mensaje de Wikileaks

En esta última semana, los periódicos más importantes alrededor del mundo (The Guardian, The New York Times, Le Monde, etc.) revelaron sucesos recopilados sistemáticamente por una organización hasta hace poco menos de un mes desconocida, pero que hoy ha cobrado importancia inimaginable en el mundo entero: Wikileaks.

Esta organización, cuya base operativa es una página web, fue creada por el periodista australiano Julian Assange en diciembre del 2006. El objetivo de Assange era claro, liberar la información clasificada que se maneja dentro de los Estados y grandes corporaciones a nivel mundial, para así universalizar la información, además de denunciar las fechorías que cometiesen regímenes y empresas por igual.

La exposición de la información, que se recopilaba a través de fuentes anónimas que la obtenían por diferentes medios, fue periódicamente publicada en la página principal de Wikileaks, pero no había suscitado atención mediática alguna. Sin embargo, la conmoción general recién se produjo hace poco menos de un mes, cuando se revelaron de golpe acontecimientos impactantes, tal como videos donde se mostraba a soldados americanos cometiendo barbaries en la ocupación de Irak.

Además, se filtró información acerca de documentos clasificados de la diplomacia estadounidense, lo que desató reacciones de políticos alrededor de todo el mundo, dado que en su mayoría la información consistía en opiniones de autoridades americanas. Asimismo, se inició una búsqueda e inmediato control contra todos los colaboradores y contra la misma organización. Así, Julian Assange se convirtió en uno de los más buscados, inclusive por la Interpol, y sin ningún tipo de garantía.

Al margen ya de los hechos políticos tomados a partir de la difusión de la información por parte de Assange, es evidente que estos últimos acontecimientos han provocado una reacción por parte de todos a nivel mundial. Algunas tales como la declaración de la ex candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos Sarah Palin, quien afirmó que “deberían darle al creador de Wikileaks la pena de muerte”, porque dañaba gravemente a su nación. En cambio, tal vez el ciudadano común y corriente aprecie tener un poco más de idea de cómo se manejan los intereses particulares de potencias mundiales, así como de grandes empresas, porque en cuestión puede querer saber que hacen los funcionarios de su nación, y si están implicados en actos ilegales.

Para esto, Wikileaks fomenta la información perfecta, es decir donde ningún individuo posea información que le permita obtener beneficio del otro. Aunque es previsible que no pueda darse esto en la práctica, existe la intención por parte de la organización que a través de Internet, se pueda lograr una difusión mejor y para todos de cuestiones que son sólo alcanzables para algunos pocos.

Finalmente, existe aun la incógnita de lo que sucederá con la organización y su fundador, que permanece en la clandestinidad. No es posible determinar las repercusiones que tendrá esto políticamente, especialmente en las relaciones diplomáticas a nivel mundial. De igual forma, incluso podría ser que nadie llegue a conocer el desenlace verídico de este acontecimiento. Realmente, lo único que consta para todos es que Wikileaks ha dado un mensaje a quienes guardan grandes secretos, que los mantengan con aun más candados.

Por Alfonso Holder

ESCRIBA UN COMENTARIO SOBRE ESTE ARTÍCULO AQUÍ

Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s