Fuego entre Coreas

Tizones de guerra intermitentes en la península coreana se han vuelto a encender. Estos últimos días potencias como Japón, China y los Estados Unidos debaten las medidas a tomar como mediadores internacionales del altercado. Las diferencias ideológicas que dividieron esta nación en dos bloques desde 1953 ponen al mundo a la expectativa, de si los incidentes acumulados detonarán en un nuevo conflicto armado, como el que formó a ambas naciones.

Es crucial saber que el gobierno del norte  dirigido por su presidente vitalicio Kim Il Sung bajo la ideología absolutista del Juche –comunismo entendido desde la óptica norcoreana- ha estado forzando la situación desde años recientes. Ejemplo de esto  es el incidente del hundimiento de una fragata surcoreana en el año 2008, tras la demanda internacional por el ataque el gobierno de Pyongyang alegó que la fragata hundida había invadido aguas del norte siendo “potencialmente peligrosa”, sin presentar mayor evidencia o argumento el asunto se manejó con pinzas. Estos y otros sucesos, como el más reciente, el ataque por parte del gobierno del norte a la isla  de Yeongpyeong bajo el dominio del sur, pero alineada con el paralelo treinta y ocho, es decir, sobre la propia frontera delimitada tras la guerra. Tal condición geográfica particular ha llevado a más de una disputa por la isla. Es pertinente señalar que el ataque coincidió con la presencia de militares surcoreanos en Yeongpyeong, los ejercicios militares del sur tan cerca al paralelo fueron asumidos como una provocación por la contraparte.

¿A qué se debe  el marcado escepticismo y maquiavelismo? ¿Es que el conflicto se reduce a revancha, el deseo de reunificación donde prime una de las partes, o al propio desentendimiento por ideologías opuestas? Sería mezquino reducir esta situación emblemática de la polarización mundial a tan simples variables. Pero dentro de la intención de responder a lo planteado se debe señalar que el estado casi permanente en guardia del gobierno del norte se basa en múltiples afluentes. Como por ejemplo el ser una dictadura casi dinástica asediada por la crítica de la opinión pública global, el poseer un sistema opuesto al de su vecino inmediato, contar con  poder nuclear  pero a su vez no ser reconocido como parte del club nuclear, es decir poder ilegítimo al menos respecto a las demás naciones, un comercio controlado y que gira en un 90% en base a su principal socio político y comercial; es decir, China . Todos estos factores han aislado al país norcoreano a una agenda limitada, controladora e inflexible dentro y fuera de sus límites territoriales.

En contraste tenemos una Corea del Sur que encuentra su principal benefactor en los Estados Unidos a nivel internacional y en Japón a nivel regional, un gobierno liberal, democrático y eventualmente reconocido  como un caso de prosperidad al punto de ser uno de los denominados “Tigres del Asia”, atribuir la disputa a mundana envidia de un sistema frente a otro sería una pequeñez absoluta de criterio y juicio, pero las conclusiones en base a la comparación que sacan los coreanos de uno u otro lado del paralelo, crean una presión social equiparable a la creada respecto a otra barrera icónica como lo fue el Muro de Berlín, el muro ha caído y el paralelo más de medio siglo después, sigue fortificado como ninguna otra frontera en el mundo.

Es un deseo varias veces expresado la violación del paralelo para la reunificación conciliatoria, pero ahora esa línea está siendo forzada por quereres de los más disímiles, sospechas múltiples se cruzan en los foros internacionales ¿Y es que la particular península volverá a polarizar al mundo con su conflicto como lo hizo en los cincuentas con las dos potencias de turno? Lo interesante es que una sigue en escena de forma activa y ha aparecido otra con promesas declaradas de protagonismo. La conclusión nos será otorgada en estos días de tensión y mediación.

Por Aldo Cisneros J.

ESCRIBA UN COMENTARIO SOBRE ESTE ARTÍCULO AQUÍ

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Comunicaciones, Economía y Finanzas, Eventos, Filosofía, Política, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s