Romper un mito: los estereotipos peruanos

Es difícil, muy difícil en realidad, deshacerse de un estereotipo. Sin embargo, esta ardua tarea debe empezar por algún lado. ¿Somos los peruanos tardones? ¿Irresponsables? ¿Ociosos? ¿No respetamos las leyes?

Hoy leí un artículo en El Comercio que me pareció muy interesante. Era sobre la nueva ley que impone multas a los peatones que no respetan la seguridad vial. El artículo se titulaba: “Peatones aseguran que cruzan el semáforo en rojo porque no hay carros y no ven policías”. Este título me hizo recordar el estereotipo de si los peruanos somos irresponsables, vivos, “criollos” y si siempre le queremos sacar la vuelta a la ley.

Efectivamente, más de uno concordará con la premisa anterior. Y no faltará quien recalque: “Sí, a la mayoría de peruanos LES falta educación. Los peruanos no son como EN OTROS PAÍSES, donde sí se respeta la ley. En otros países, TIENEN MÁS CULTURA”. Sinceramente, no sé cuántas falacias, o puros estereotipos, o ignorancia mezclada con discriminación y complejos de inferioridad puede haber en la cita anterior.

Resulta que los peruanos no somos ni ociosos, ni “vivos”, ni tardones ni irresponsables. Simplemente, somos ciudadanos, como los de cualquier nación del mundo, PERO formados en un marco legal bastante flexible, fruto de un estado pequeño, débil y, muchas veces, ausente. Los “otros países” a los que se hace referencia, generalmente países europeos o del mundo anglosajón, son países con estados bastante fuertes y de largo alcance.

Esta distinción que he hecho es esencial para descubrir el porqué de las diferencias entre ciudadanos peruanos y “los de los otros países”. Ocurre que en estados fuertes hay marcos legales fuertes. Se reconocen claramente los derechos y deberes de las personas, pero también se establecen sanciones efectivas y “más drásticas” que en países con estados débiles como, por ejemplo, Perú. Los estados fuertes y de largo alcance, también, tienen la facultad de hacer seguimientos y fiscalizar a cada uno de los autores de un delito, sea este grave o débil.

Entonces, por ejemplo, en Estados Unidos, si bebes siendo menor, te llevan detenido; si aceleras más de lo debido, tienes que pagar una multa; si no limpias la nieve de la entrada de tu puerta y alguien se resbala, te demandan; y en todos los casos anteriores, vas a la corte. Ahora la pregunta es: “¿Si todos los casos anteriores no se penalizaran, beberían más los menores, acelerarían más los carros, limpiarían todos la nieve?” Particularmente, yo creo que no.

Recuerdo que una amiga me dijo cuando estábamos de vacaciones en New Jersey: “Me gustaría vivir aquí porque puedo manejar con mi cartera al costado. No la tengo que poner en la maletera para sentirme segura y que no me roben”. Esto puede llevar a pensar que Perú es un país totalmente lleno de criminales. Bueno, desde mi perspectiva, no lo es. Como afirmaba antes, es un país con ciudadanos que no tienen como límite un marco legal eficiente. Casualmente, en Estados Unidos, se roba con menos frecuencia porque si te atrapan, definitivamente, irás preso. Allá, puedes dejar (en algunas ciudades), tu carro con las puertas abiertas, o tu casa también, y nadie entrará porque invasión de domicilio y robo son cárcel efectiva.

Así hay ejemplos similares en otras partes del mundo. En Francia, si a alguien en la calle, le dices “negro” o “judío” o “latino” en tono ofensivo y esta persona, verdaderamente lo siente así, pues llama a un policía, te denuncia y tú tienes todas las de perder. En Estados Unidos y en Europa, la piratería es un crimen. No se puede, ni siquiera, descargar música por P2P por internet, porque rastrean tu IP y te multan.

Después de estos ejemplos, no me parece que la gente de otros países sea más civilizada o culta u honesta que nosotros. Simplemente, viven dentro de un marco de reglas efectivas que busca mejorar las relaciones dentro de una sociedad.

Ahora, definitivamente, un estado fuerte y de largo alcance es muy costoso. No sé si se pueda hacer uno en el Perú. Es más, ni siquiera estoy totalmente de acuerdo con tener un modelo legal igual de rígido que el estadounidense o el de algún país europeo. Tengo amigos estadounidenses fascinados con las combis que pasan cada minuto (yo no estoy de acuerdo con las combis) y que están felices de descargar música por internet. A unos amigos suizos, les encanta poder escuchar música hasta tarde sin que los multen como en Ginebra. A otros, les fascina la idea de no tener que cumplir 21 para comprar un trago (sin mencionar que a los 19 pueden obtener un arma en su país natal – definitivamente una incongruencia-).

Recuerdo que un profesor de mi colegio me dijo que cada vez que regresaba a Estado Unidos, sus amigos le preguntaban: “John, ¿por qué sigues regresando a Perú? ¿No tienes miedo de que te roben o algo?” Y John respondía: “He perdido más dinero en pagar multas por ridiculeces en Estados Unidos, que la cantidad de dinero que he perdido al ser robado en Perú”.

A John le pusieron multas porque en Oregon a las cuatro de la mañana, sobreparó en un semáforo, pero el carro no paró completamente. Según el policía, vio que las llantas seguían “girando” lentamente. Ben replicó: “Pero no me pasé la luz roja ni sobreparé en el cruce peatonal”. El policía siguió: “Tus llantas seguían rodando, o sea no te detuviste completamente. Toma tu multa de 200 dólares”.

Otro día le pusieron una multa de casi cien dólares porque el estacionamiento se volvía zona rígida a las cinco de la tarde. John sacó su carro a las cinco y tres. A lo mejor, necesitamos en Perú unas reglas de juego más claras y sanciones efectivas, pero no estoy de acuerdo con rigideces que bordean, según yo, lo ridículo.

De cualquier manera, creo que puedo llegar a probar mi punto de que los peruanos no somos ni incultos, ni “vivos”, ni le queremos sacar siempre la vuelta a la ley. Lo que sí somos es malacostumbrados a un sistema flexible, poco eficiente y nada efectivo en las medidas correctivas. Los peruanos en Italia, España, Estados Unidos, Japón, etc, probablemente se porten mejor que los peruanos dentro de Perú, pero porque las reglas así se lo demandan. La mala fama que algunos creen que tenemos los peruanos en el extranjero es una exageración y responde más a la xenofobia y a casos particulares de ciertos desadaptados, que a la realidad misma. Del mismo modo, los extranjeros en Perú, se comparten de una manera más “relajada” aquí que en sus países de origen, porque la situación así se los permite.

En conclusión, además de que los peruanos no somos ni incultos, ni “vivos” por naturaleza ni, muchos menos, inferiores a otros ciudadanos extranjeros; el pensarlo corresponde más a un estereotipo, a una falta de autoestima y a un complejo de inferioridad del que, lamentablemente, muchos padecen en nuestra sociedad.

Por Gary Gonzales

ESCRIBA UN COMENTARIO DEL ARTICULO AQUI

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Comunicaciones, Economía y Finanzas, Eventos, Filosofía, Política, Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a Romper un mito: los estereotipos peruanos

  1. Mauricio Dulanto Yañez dijo:

    Es totalmente cierto que muchos peruanos somos acomplejados, que no somos ni incultos ni vivos y que vivimos bajo un marco legal muy flexible. Es evidente que esto último debe cambiar para bien y con cierta moderación, pero también es cierto que a cada peruano le falta garra, criterio y amor patrio para actuar a favor de la nación y contribuir al orden social como cuando cedemos el paso, manejamos prudentemente, no insultamos a la gente, no coimeamos a la policía, respetamos las luces del semáforo, mantenemos limpias nuestras calles, rompemos paradigmas y dejamos de etiquetar nuestros conciudadanos.
    La gente no debería actuar bien por temor al castigo, fruto del incumplimiento de la ley, sino por respeto a su nación y a su gente; por simplemente pertenecer al país y saber que su desarrollo es responsabilidad de todos, pues todos conformamos el panorama social: verduleros, abogados, economistas, choferes de combi, ingenieros, ambulantes y demás ciudadanos.
    Es tarea de todos, sin excepción, fomentar la idea de fortalecer este sentimiento de identidad nacional (como lo hace Gastón Acurio con su palabra y obra) que se encuentra tan olvidado por los que prefieren lo “otro” a lo propio y escapan del país porque “hay más dinero/oportunidades afuera”, como cuando le pregunto a varios del cole: ¿Por qué no te quedas y haces tu vida aquí donde naciste? Porque el Perú es tela, pobre, desorganizado, subdesarrollado y demás razones que dejan mucho que decir, pero la verdad es que le debemos mucho al Perú porque es la tierra que nos vio nacer, es nuestro hogar, aquí vivimos y hay que hacerlo grande, pues es nuestra misión como ciudadanos. Yo creo que es momento dejarnos de esta falsa viveza, que esconde gran debilidad, comenzar a soñar y a tener esperanzas en que seremos mejores de lo que ya somos, por nosotros mismos más que por temor a la ley(sin quitarle peso al marco legal que también es bastante importante, mas no lo que debería determinar los verdaderos cambios sociales, cambios de actitud).

    • Gary Gonzales dijo:

      Estimado Mauricio:
      Estoy de acuerdo, en esencia, con lo que mencionas arriba. No obstante, me gustaría hacer algunas precisiones.
      Acerca de la falta de amor patrio del peruano, estoy seguro de que lo óptimo sería que cada ciudadano ame a su país y haga el máximo esfuerzo para desarrollarlo. Sin embargo, pienso que no se puede forzar a las personas a pensar como uno y no por eso creer que ellos son los que están mal. Por ejemplo, hay quienes ponen a su familia y a su futuro por encima de cualquier cosa, incluso del “futuro nacional”. Trabajar, estudiar o migrar al extranjero son perfectos casos de cuando uno prioriza lo individual sobre el “colectivo nacional”. Realmente no creo que haya nada de malo en eso. No es que una persona no ame a su país, sino que tiene un distinto orden de prioridades, donde primero está él y su familia y luego el resto del país. Esta es una simple opinión y como tal es debatible. Además, creo que ahí, el estado cumple un rol importante, pues tiene la facultad de obligar al individuo a aportar al desarrollo nacional de alguna forma, por ejemplo, haciendo servicio social obligatorio, trabajo comunitario,etc. Es más, creo que esa labor del estado debería ser más fuerte.

      En segundo lugar, mencionas: “La gente no debería actuar bien por temor al castigo, fruto del incumplimiento de la ley, sino por respeto a su nación y a su gente”. Estoy de acuerdo con esta máxima, pero creo que lo segundo es consecuencia de lo primero. Es decir, las personas aprenden a respetar con reglas y con ejemplos. Cuando somos niños, nos enseñan a respetar a los mayores, a pedir por favor y a decir gracias. Si no lo hacemos, nos regañan para corregirnos. De igual manera, el estado pone reglas de “buena convivencia”. Si no las cumplimos, hay una sanción. Por naturaleza, a nadie le gusta ser sancionado, así que evita la conducta negativa. Con el tiempo, las personas comprenden que estas reglas son para el bien de todos y empiezan a actuar más “por respeto” que por miedo. Incluso muchos empiezan a defender las reglas que algún día criticaron.

      Finalmente, me fascinó tu afirmación de: “Yo creo que es momento (de)dejarnos de esta falsa viveza, que esconde gran debilidad…” ¡Tienes tanta razón! Lamentablemente, hay muchas personas que son inseguras de sí mismas y creen que siendo “vivos” o “criollos” están demostrando algo. Yo creo que es un problema de autoestima. Sería un tema interesante para un próximo artículo.

      ¡Gracias, Mauricio, por tus ideas!
      Gary Gonzales

      • Mauricio Dulanto Yañez dijo:

        Gary:

        Muy acertado tu comentario, olvidé un factor importante: La escala de prioridades.
        Es válido decir que aprendemos a actuar con respeto luego de varias sanciones(ocurre y funciona), siendo condicionados como animales, pues algo tenemos de ellos, pero más que animales somos seres racionales y pasionales, entonces: ¿Será mejor aprender por el castigo o acaso deberíamos pensar, sentir un poco más y darnos cuenta de las cosas ,sin tanta sanción previa, para así cambiar de actitud? Solo intento buscar lo ideal.

      • Gary Gonzales dijo:

        ¡Hola, Mauricio!
        Estoy de acuerdo contigo. Los ideales mueven al mundo. Nunca podemos separarlos de la naturaleza del hombre. Pero, como mencionén en otro post, el marco formativo (legal) es necesario para crear el ambiente propicio para que esos ideales florezcan.
        ¡Un abrazo, y gracias por participar!
        Gary Gonzales

  2. Richard Custodio dijo:

    Estimado amigo…..una cosa es que te cuenten como son las cosas en USA o en Europa, y otra es cosa es haber vivido en el extranjero.
    El Peru es una maravilla de pais con excelentes recursos, con clima, comida y gente de lo mejor. Pero…..lamentablemente somos informales, nos gusta el desorden, la “criollada”…. y por alli debemos empezar en reconocer para cambiar. El estado es un marco formativo, cada uno de nosotros debemos de poner el hombro en sacar adelante este maravilloso pais.
    Lo peor que podria ocurrir es que nuestro pais crezca economicamente como lo viene haciendo, y que los peruanos no crezcamos mentalmente; ambas cosas tienen que ir en paralelo.

    • Gary Gonzales dijo:

      Querido Richard:
      Totalmente de acuerdo con lo que mencionas de que el estado ES definitivamente un marco formativo. Después, cada uno tiene que poner su granito de arena. Sin embargo, al principio lo que cuenta es que el marco formativo (legal) sea sólido, de largo alcance y efectivo para formar buenos valores cívicos.

      No estoy de acuerdo; sin embargo, cuando dices que “lamentablemente somos informales, nos gusta el desorden, la “criollada”….”. Particularmente, creo que esa es una generalización simplona de problemas que se observan en Perú. Si ves desorden en la calles y ambulantes informales y ejemplos de corrupción, eso no quiere decir necesariamente que los peruanos son desordenados, informales y corruptos. Puede haber un sinfín de razones que expliquen los problemas descritos. En el texto, trato de explicarlo con el marco legal deficiente. Pero a esto se le puede sumar la carencia de un plan ordenado de urbanización en Lima, los costos altos de formalizarse y la poca fiscalización que hay dentro del sector público. Nuevamente, resumir los problemas que se observan en Perú diciendo que “nos gusta” la “criollada” y el desorden es un análisis pobre del asunto.

      Finalmente, tienes razón en que el crecimiento económico de Perú debería ir de la mano con un “crecimiento mental” de las personas, en el sentido de que deberíamos vincularnos más con la realidad nacional, comprender los problemas que vivimos y buscar soluciones en las que participemos todos.

      La información que brindo sobre Estados Unidos y Europa la digo de primera y segunda mano. Yo he viajado a EEUU varias veces y he constatado su realidad de manera frontal. Mi papá y mi hermano han viajado a Europa. A ellos les pregunté por la realidad que vieron y lo que escribí arriba más los comentarios de algunos amigos extranjeros, se basan en todas estas experiencias. Si requieres información extra, por favor, escríbeme y te la brindaré gustoso.

      ¡Saludos!
      Gary Gonzales

  3. Carmen Shinno Marshall dijo:

    Es muy cierto lo que dice Gary Gonzales, aqui en los Estados Unidos la gente obedece las leyes por evitar de pagar las multas y que dicho sea de paso, uno se acostumbra a respetar las leyes. Mi hijo tiene 26 anos, el es Autista, pero quien sabe que si el no tiene su cinturon de seguridad puesto cuando estamos en el auto, el policia nos pone ticket, el no sabe que tenemos que ir a la Corte, lo que el sabe es que hay que pagar la multa y despues el tiene menos dinero para comprarse las cosas que a el le gusta. El NUNCA se olvida de ponerse el cinturon de seguridad cada vez que salimos en el auto. Nosotros vivimos en Texas.

    • Gary Gonzales dijo:

      Gracias por compartir con nosotros tus experiencias, querida Carmen. Efectivamente,en el caso de las leyes, las personas, primero, actuan por “miedo” y luego aprenden a respetar y a fomentar el orden establecido.
      ¡Muchos saludos para tu familia en Texas!

  4. MIGUEL CASTRO dijo:

    Personalmente creo que este artículo sólo toma en cuenta un punto de vista. Lamentablemente la mayoria de nuestra población es inculta y no recibe la educación apropiada, sobre todo la educación cívica. Ejemplo, el otro día caminando por Miraflores (calle Bellavista) pasó un Audi de último modelo como si estuviera en Le Mans sin el menor respeto a las reglas de tránsito o a los peatones, muchos de ellos niños saliendo del colegio. Otro ejemplo es esta ley que multa a los peatones. Si bien la idea es la correcta, nadie en el gobierno se preocupó de crear la infraestructura necesaria (demarcación de cruces peatonales) para implementar dicha ley. Existen miles de cruces peatonales en Lima (esquinas) los cuales no están señalizados como tal. Los estereotipos existen porque NOSOTROS los perpetuamos con nuestra actitud diariamente. Estoy de acuerdo que nuestras leyes son demasiado débiles pero al mismo tiempo la CAPACITACIÓN de las fuerzas policiales es práctimanente nula, la corrupción fuera de control y NUESTRA actitud como peruanos indiferente, usualmente decimos “que se va hacer” o “si pues, es una lástima” pero no ACTUAMOS. Nos quejamos todo el tiempo pero muy pocos ofrecen soluciones coherentes y sustentadas. Nos ofendemos cuando alguien habla mal de nosotros pero no nos ponemos a pensar que derepente hay un granito de verdad en esas palabras, nos negamos a auto-analizar nuestras acciones y nuestro comportamiento hechándole la culpa a otros. Cuantas veces hemos visto gente botando basura en la calle cuando a unos metros hay un tacho de basura y no decimos o hacemos algo? Cuantas veces hemos visto carros de todo tipo pasarse una luz roja? Hace unas semanas hubo un incendio en San Isidro (2 de Mayo) y cuando la policía cerro el acceso a la cuadra donde se encontraba el edificio en llamas los conductores INSULTABAN a los policías y miembros del serenazgo para que los dejen pasar!!! Yo fuí testigo de eso. Ahora no voy a decir que tooodos los peruanos somos así, pero si hay que reconocer que tenemos serios problemas sociales y que debemos solucionarlos antes de que se pierda todo sentido de respeto y decencia en este país.

    • Gary Gonzales dijo:

      Querido Miguel:
      Gracias por compartir tu punto de vista. Estoy de acuerdo en algunas cosas que mencionas; pero en otras, no.
      Sobre que la mayoría de la población es “inculta” y no recibe buena educación, creo que es un poco exagerado y aprovecho para hacer una diferencia entre el concepto de instruido y educado . Si hacemos una diferencia entre instrucción y educación, referiéndose el primero a lo que aprendemos en las aulas y lo segundo, a modales, cortesía y buen tino, entonces los peruanos, en promedio, somos instruidos de manera deficiente y nuestra educación varía.
      No uso el término “inculto”, porque nadie carece de cultura (costumbres, tradiciones y características comunitarias). Y la otra cultura, obtenida por instrucción, no es relevante en el caso del buen tino. Entonces, creo que a las personas sí les falta educación cívica, educación vial (urgente) y como mencioné en el texto, un marco legal eficiente. Pero como dije en otro post, decir que la mayoría de peruanos son “incultos” es un generalización bastante pobre.
      Tienes razón en que el estado comete varias incongruencias en su gestión para fomentar los valores que la sociedad necesita. El ejemplo que mencionaste es perfecto: las nuevas sanciones para peatones pero una pésima infraestructura. Mas como dije arriba, el estado peruano es débil y de corto alcance. Así que, probablemente, encontremos muchos casos como el que mencionas, pero mientras tanto, es nuestro deber cumplir con esa brecha que el estado peruano no cubre. Para las personas que no cumplen con estos deberes cívicos, la única solución es la educación.

      Sobre lo que dices de los estereotipos perpetuados, tienes razón en parte. Cuando el río suena, es que piedras trae. Pero como mencioné arriba, en otro post, una generalización pobre es el sustento básico de nuestros estereotipos. Ver problemas en la calle y simplemente concluir que los peruanos son así o asá no es válido.
      Tenemos que esforzarnos más e involucrarnos más para resolver los problemas nacionales es verdadero. Tienes razón en ello. Una mejor educación urge. Es más, con peruanos mejor instruidos, podremos ver más soluciones para nuestros problemas.

      ¡Suerte, Miguel!
      Gary Gonzales

  5. Muy bueno lo que manifiestas…..Lo más sano es que cada pueblo se desarrolle de acuerdo a su realidad sin copis de nadie. Cada pueblo con su historia, a los peruanos nos va mejor con politicas claras y una justicia eficiente y más transparencia en los medios de comunicación ya sea estatal o privado. Lo rigido siempre termina mal, hay que buscar el equilibrio en todo, respetandose a si mismo y a los demás en lo más sano y bueno para una convivencia equilibrada. No quiero tocar los detalles pues la lista es interminable pero como digo cada pueblo con su historia y en un mundo globalizado todos sabemos como vivimos y como viven los demás.

    • Gary Gonzales dijo:

      Estoy totalmente de acuerdo en lo que dices, Raúl. Hay que buscar siempre el equilibrio y el punto medio. La mejor regla siempre es clara, pero no se interpreta al pie de la letra; es efectiva, pero flexible.
      ¡Gracias por participar y por aportar!
      Gary Gonzales

  6. Luis Lòpez dijo:

    Estimado amigo:

    Interesante el artìculo y los comentarios, somos una asociaciòn que promueve la formaciòn de nuestra identidad nacional, muchas de las cosas que mencionan son asuntos que se conversan siempre y toda acciòn al respecto termina al finalizar nuestras opiniones. Si llevaramos todo lo aquì escrito a lo audiovisual serìa un buen aporte para difundirlo en instituciones educativas y estimular la autoestima de los ñiños y jòvenes.

    Cuente con nosotros para apoyar la difusiòn de temas en favor de la educaciòn y cultura ciudadana. Buena Suerte.

    • Gary Gonzales dijo:

      Querido Luis:
      Es realmente reconfortante saber que con nuestras opiniones y algo de trabajo podemos contribuir con la educación de nuestro país y subir la autoestima de niños y jóvenes. Me gustaría conocer tu asociación. ¿Cómo se llama?
      Si tienes alguna página web o un correo particular, por favor, pásamelo, para que podamos hablar de algún futuro proyecto.
      ¡Muchos saludos!

      Gary Gonzales

  7. Jorge Garcia dijo:

    Estimados amigos, los estereotipos peruanos han sido definido por ustedes desde el punto de vista que han vivido y que siguen viviendo en nuestro hermoso Peru. Ciertamente han espresado sus opiniones que son validas algunas y otras no lo son ya que si pretendemos comparar a nuestro pais donde el 70 por ciento de la poblacion no esta en la capacidad de pagar una multa de 5, 10, o 20 soles con paises donde el obrero esta en la capacidad de comprar casa, automovil, articulos de primera necesidad, seguro medico, y tener un poco de dinero ahorrado para otras cosas tales como pagar multas etc etc.
    Digamos que las opiniones y/o criticas deberia de servirnos para aportar ideas de como crear algun tipo de institucion y activamente participar unidos en el cambio que todos nosotros ansiamos para nuestro querido Peru.
    Respetuosamente
    Jorge Garcia

    • Gary Gonzales dijo:

      Estimado Jorge:
      Gracias por comentar. Efectivamente, nuestro país es muy distinto a otros. Por eso mismo, se debe buscar la solución a sus problemas con un modelo peruano y no con uno importado. Pero buscar inspiración o guía en modelos extranjeros, nunca está de más.
      Tienes mucha razón, también, en que debemos pasar a acciones concretas y crear instituciones que promuevan este gran cambio peruano. De ahí la importancia de la participación ciudadana.
      ¡Sigue compartiendo tus ideas con nosotros!
      ¡Saludos!
      Gary Gonzales

  8. lucero dijo:

    Por supuesto. El hecho de que en el Perú no se cumplan las leyes no se trata de que los peruanos seamos ”vivos”, ni ”irresponsables”, ni mucho menos ”incultos”. Todo esto se trata de un feo estereotipo. Un estereotipo que es claro ref …lejo de un anacrónico complejo de inferioridad que nos hace vernos, entre nosotros mismos, como seres humanos inferiores en relación a los de ”otras naciones”. Ciertamente, si en otros países se respeta la ley, es porque se trata de estados fuertes, con largo alcance y un marco legal tan estricto que podría parecer ridículo. Lograr que en nuestro país se cumplan las leyes es algo que sólo lograremos cuando todos y cada uno de los peruanos desterremos todos esos estereotipos tontos que nos hacen quedar como bestias sin cultura y empecemos a darnos cuenta de la bendición inmensa que tenemos de haber nacido en el Perú. Todo esto sin la necesidad de igualar los modelos legales ridículos de esos países en que, justamente por el miedo de los ciudadanos para con la ley, se opta por cumplirla, y eso no tiene nada que ver con un asunto de cultura, sino de miedo.

    • Gary Gonzales dijo:

      ¡Gracias, Lucero, por compartir tu opinión!
      En efecto, desterrar los estereotipos es tarea de todos los peruanos. Solo cuando hayamos hecho eso, seremos dignos de ser ciudadanos de un país tan hermoso como Perú.
      Te invito a seguir compartiendo tus ideas con nosotros.
      Un abrazo,
      Gary Gonzales

  9. Muy bién Gary! Les dejo una cita de Eduardo Galeano: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.”

    • Gary Gonzales dijo:

      ¡Pablo! ¡Qué gusto tenerte participando en el blog!
      Déjame decir que tu cita me parece increíble. Es astuta, cierta, reflexiva e irónica al mismo tiempo. Por favor, sigue leyendo el blog y compartiendo tus ideas con nosotros.
      Muchos saludos a todos en Brasil.
      Un abrazo,
      Gary Gonzales

  10. Luis Gonzales Alarcón dijo:

    Felicitaciones Gary por tu artículo!
    Creo que los estereotipos existieron, existen y existirán siempre. Los seres humanos tenemos un origen y una camino que seguir, muchas veces influenciados por nuestra cultura y quizas màs influenciados por otras culturas. El problema es tansculturizarnos, desarraigarnos y vivir sin un horizonte, sin pisar tierra.
    En el Perù de los incas las normas y las leyes se cumplían correctamente, pero siempre habían algunos que hacían caso omiso a dichas reglas. Ahora, es al contrario, sólo algunos respetan las normas de convivencia. Cada cual quiere vivir de acuerdo a su conveniencia, “mientras no haga daño a los demás”…o sea no hemos relativizado en todo aspecto…saben por qué? Porque no somos coherentes entre lo que pensamos, decimos y hacemos. En otras palabras no somos honestos con nosotros mismos, vivimos con falsos valores que a la larga nos hacen sufrir y para sortear ese sentimiento negativo nos inventamos soluciones mediáticas que cierran el círculo vicioso hasta no sé cuándo.
    Creo que antes de echarle la culpa al Gobierno por nuestra situación de País subdesarrollado, debemos hacer mea culpa de nuestra participación como ciudadanos en el desarrollo del País. Apostemos por formar verdaderas familias que le den un soprte a largo plazo al lugar donde vivimos, enseñarle a nuestros hijos a obrar con recta intenciòn, con honestidad, no por el temor a ser castigados.
    Por último, debemos recordar que existen un Mario Vargas Llosa, Gastón Acurio, Kina Malpartida y otros peruanos anónimos que se fajan por su patria y que nos llenan de orgullo cuando nos reconocemos en ellos como Peruanos….Viva el Perú carajo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s