¿Le pertenece el siglo XXI a la China?

En términos cuantitativos China es un coloso de la economía mundial.  En ese país habitan más de mil millones de habitantes y  se manejan casi nueve trillones de dólares todos los años.  Tras instaurarse un régimen de relativa apertura al comercio internacional y considerando que el Politburó de Beijing es principal acreedor del gobierno de los Estados Unidos resulta lógico que la China haya adquirido mayor importancia en los cálculos de poder más recientes.  En 1977 Mao Tse Tung escribió que el “imperialismo norteamericano” era un tigre de papel y que su modelo unipartidista chino era el que finalmente vencería.  Ahora, y 33 años después, el saber popular del siglo XXI pareciera querer darle la razón al caudillo comunista.  La China se ha puesto de moda como foco de desarrollo alternativo a una Norteamérica debilitada por la crisis financiera internacional.  Por doquier, e inclusive en Latinoamérica, se vaticina un vuelco hacia oriente y se proclama la hegemonía de una China que dice ser democrática, capitalista y libre.

Sin embargo, las apreciaciones antes señaladas no distan de ser superficiales.  Si bien, en ese país 200 millones de citadinos viven en relativa comodidad, se calcula que existen otros mil millones de personas, principalmente en el ámbito rural que languidecen en gran pobreza y no cuentan con servicios básicos ni con los más mínimos derechos constitucionales.  Asimismo, debe tomarse en cuenta que el partido comunista (el único legal en aquel país) somete a los medios de comunicación a un férreo control.  Inclusive las organizaciones religiosas están sujetas a un sistema de control tan riguroso que el Vaticano ha decidido suspender todas sus relaciones diplomáticas con la China. (en la actualidad todos los sacerdotes y obispos “católicos” en la China son nombrados por el Partido Comunista y no por la santa sede).

La verdad es que las políticas represivas del gobierno totalitario de Beijing generan resentimiento y furia.  Según un comunicado oficial del mismo gobierno Chino, en el año 2008 se registraron 60,000 “incidentes ilegales masivos” (es decir reyertas o bien sublevaciones) en diversos puntos del país.  Muchas de estas tienen un fuerte matiz étnico o religioso como los combates que estallaron en el oeste de China y enfrentaron a musulmanes de lengua uigur con los agentes del estado (que, además son étnicamente Han y constituyen la mayoría de la poblacional en el país).

Tomando en cuenta todas estas consideraciones, debe concluirse que existe una diferencia más que substancial entre la realidad de la China y aquella imagen depurada, embellecida, más bien falsificada con que coquetean muchos en Latinoamérica.  Asimismo, considero fundamental recalcar que si bien los chinos pertenecen a una esfera cultural distante y, por tanto, profesan costumbres, prácticas y creencias que pueden ser muy distintas a las nuestras, sus aspiraciones y sentimientos básicos probablemente coinciden con las de todos los demás seres humanos.  Es decir, si aceptamos que todo ser humano ama y codicia la libertad, no debería poder justificarse la tiranía o la violencia sosteniendo que los chinos “no tienen naturaleza democrática” o afirmando que éstos “no están preparados para la libertad” como, en efecto, lo hace el Politburó de Beijing.  Si es que estas afirmaciones del partido comunista fuesen ciertas, abría que considerar al chino como una especie excepcional de ser humano concebido especialmente para que fuese esclavo.  Inevitablemente, mi consciencia se estremece con tan solo considerar esta posibilidad.

Artículo por Lucas Ghersi Murillo

ESCRIBA UN COMENTARIO SOBRE ESTE ARTÍCULO

Esta entrada fue publicada en Economía y Finanzas, Filosofía y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Le pertenece el siglo XXI a la China?

  1. juan dijo:

    No creo que china pueda Liderar el Mundo seguira como un pais numero 2 y quizas baje de categoria La politica de represion en el siglo xxi no funciona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s